Conexión de Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Úlltimos temas
Últimos temas
» Facultades de Personajes Cannon.
Vie Ago 01, 2014 8:31 am por The Writer

» Escena 8: Paseando por el parque, ruidos exraños (Libre)
Sáb Jul 05, 2014 4:28 pm por The Writer

» Escena 6: Universidad [Libre]
Sáb Jul 05, 2014 4:22 pm por The Writer

» Fallen Night [Elite]
Jue Oct 10, 2013 9:20 am por Invitado

» Blood´s Hunters [Afiliación Elite]
Miér Feb 27, 2013 10:40 am por Invitado

» Escena 4: Investigación por el parque [Libre]
Sáb Feb 09, 2013 1:10 pm por Lixzie R.

» Personajes Cannon (Zona de petición)
Dom Feb 03, 2013 4:43 pm por Eck

» Escena 5: Un hogar sumergido en oscuridad [MONÓLOGO]
Dom Feb 03, 2013 2:18 pm por Eck

» Hola. como les va?
Sáb Feb 02, 2013 9:43 pm por Alice Jill V.

Estación
Es verano en la ciudad de Far Off Parade, las temperaturas oscilan entre los 22 y 25 grados celsius y pronto se dará inicio al año de escolaridad normal por ser Septiembre.
¿Sabías que...?
Pese a que Johan Krauss es el acólito heredero no tiene idea que es una puerta infernal y mucho menos sabe lo que es el manuscrito sagrado. Ahora que ha muerto...¿quien le sucederá en su destino?
Twitteo de...
Harvey Stone @H_Stone
Soy el ojo de esta ciudad, recuerden eso
Siguenos en
Afiliados Elite
Licencia de Creative Commons
Scattered Whispers by Eck is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Afiliación Hermana
Afiliados Elite
EL SECRETO DE LA ROSA Brigantia Thewalkingdeadrol The Hole
Incompletas

Escena 4: Investigación por el parque [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Escena 4: Investigación por el parque [Libre]

Mensaje  Dorado E. el Sáb Oct 06, 2012 6:41 pm


[Escena 4]

El dolor incesante perforó mi cabeza con un dolor agudo digno de mil agujas.
Me siento en una estructura suave, sin estar muy segura de donde estoy, y palpo alrededor, puedo sentir la textura en relieve de mis sábanas, el contraste frío de tela en forma circular me hace sonreír mientras reconozco mis propias sábanas de mi desvencijado apartamento, sonreí, no era desvencijado, pero eso me hace pensar siempre que huelo el añejo y olor a muerte que parece despedir este naturalmente.
Me levanto del lado izquierdo, estirándome lentamente, parpadeo a pesar de no visualizar nada y me dirijo palpando a mi alrededor buscando el camino que siempre tomo para encontrar el armario y tomar mis ropas.
Con un dolor penetrante perforándome la cabeza suspiro, encuentro una prenda de textura suave y ligera y unos pantalones suaves y flexibles.
Me visto en silencio mientras palpo con suavidad la tela y la piel.

...

Camino apoyando mi bastón de un lado a otro, me dirijo al parque, o eso quiero, el viento frío de la mañana me golpea el rostro sin piedad, las sensaciones y sonidos me llegan a marear aveces, y mi bastón choca constantemente contra estructuras circulares, al palparlas me doy cuenta de que son piedra lisa y resbaladiza, quizás un poste de luz, entonces suspiro de nuevo y sigo mi camino con regularidad, esto sucede con regularidad casi molesta y estúpida.
Quiero correr de vez en cuando para avanzar más rápido, pero el sentido común me devuelve a mi situación normal, podría chocar contra alguien y caer de mala forma en el proceso, con un asentimiento a mi misma, sigo caminando con paso seguro hacía adelante, puedo sentir (oír) pocas pisadas a mi alrededor, pero no estoy segura del todo, debido, que a pesar de ser temprano en la mañana, los autos y el sonido general de la ciudad me ensordece y entorpece un poco.
Apreto mi bastón cuando choca con una superficie metálica, produciendo un sonido particular, por lo que puedo decir, o mi bastón me puede decir al chocarlo un poco contra ella, es que es delgada, pero no mucho, y algo curvada, me doy una idea de que es, pero me siento en la necesidad de comprobarlo. Doy un paso y mis rodillas chocan con una superficie plana, tenía razón, era una banca de parque.
Me senté con practicidad y miré hacía la nada, a pesar de que no podía ver nada, las noticias en la mañana me habían pillado por sorpresa, quería averiguar lo que podía del asunto, y aquel lugar era el ideal ¿no? los idiotas con información solían reunirse allí, por eso, estaba allí, muy temprano en la mañana, sentada en la banca de un parque sin nada que hacer.
avatar
Dorado E.
Moderador/a

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 17/07/2012
Localización : ...Donde pueda verle...

Ver perfil de usuario http://cronicasdoradas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Escena 4: Investigación por el parque [Libre]

Mensaje  Dorado E. el Dom Feb 03, 2013 4:53 pm

Sentada en la banca del parque, echo la cabeza hacia atrás, siento como el cabello, quizás rojo se mece con serenidad, pues la brisa es leve, mas no cálida. El tiempo pasa con lentitud, y a pesar de ello no puedo escuchar aún voces chismosas sobre la muerte de Krauss, puedo escuchar pasos alrededor, al parecer, más tiempo del que había pensado ha pasado, es normal, total no puedo saber la hora, ni siquiera el tiempo que ha pasado, sólo puedo tener la noción lejana de ello.
Me levanto de la banca, y sujeto el bastón con fuerza, quizás más de la necesaria. Me dejo llevar por la brisa con lentitud, mientras siento que algo anda mal. Las pisadas de las personas son más fuertes y más rápidas, algunos autos empiezan a sonar su bocina, chillidos son lejanos; a pesar de que me mantengo serena, una inquietud me asalta, casi como la necesidad de aguardarme o protegerme para algo malo. Sabía que esto sólo era producto de mi ceguera, pues no sabía que sucedía, y no saber que sucedía me provocaba algunas veces aquella ansiedad, pero me mantuve tranquila, hasta que supiera que era lo que sucedía abiertamente.
El viento, no cualquier brisa pasa a mi alrededor, cálida y con un olor particular ¿Una persona? Dudando algunos momentos me quedo quieta y mi bastón choca contra algo metálico, el murmuro de las hojas, de forma increíblemente cercana. Choco de nuevo el bastón contra el mental, y entonces entiendo.
¿Túnel vegetal eh?
¿...Que demonios? El cielo... la voz llega desde la distancia, quizás del lugar donde estaba anteriormente, el lugar detrás de mí. ¿Sucedía algo?
Me corro a la izquierda, contra el la pared de metal donde están todas las hojas e intento agudizar el oído lo más que puedo, es difícil, pues el caos cada vez se vuelve mayor a cada momento, los sonidos cada vez más agudos y es difícil distinguir que es que.
...clipse...stá oscuro puedo oír la misma voz hablando de nuevo a la distancia.
Aprieto de nuevo el bastón, bajo mis lentes, que descansan en mi cabeza, gruesos, y empiezo a caminar sin guiarme con el bastón.
No tengo tiempo, pero mi hombro choca con algo.
Tensándome muchísimo más, muevo mi cabeza hasta aquello con lo que choque, pero no puedo ver nada.
Muy quieta, miro en su dirección, o donde había estado cuando cuando choque con eso, aprieto mi mano en el bastón, porque no sé que sucede, y en el peor caso mi nerviosismo y tensión podrían hacerme correr de un momento a otro o irle pegando al aire con mi herramienta de camino.
avatar
Dorado E.
Moderador/a

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 17/07/2012
Localización : ...Donde pueda verle...

Ver perfil de usuario http://cronicasdoradas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Escena 4: Investigación por el parque [Libre]

Mensaje  Lixzie R. el Lun Feb 04, 2013 2:45 pm


Illa mirando con indiferencia el caos.

Illa odiaba levantarse tarde, porque disfrutaba de la mañana, del viento, la soledad de las calles y de ese aire "gris" que tenía el mundo a esa hora; pero no había tenido de otra por culpa de su madre; solía rondar la puerta de su habitación cual perro lobo, esperando a que saliera para hablar con ella sobre algo "importante", pero claro, Illazbelthz no tenía la intención de ello, nunca la tenía y nunca la tendría. Ella odiaba hablar, le gustaba sumergirse en su mundo y permanecer en él sin importar qué, y las palabras, las palabras rompían en su mundo e irrumpían con violencia. Por eso ella sólo se alejaba, y esperaba encerrada.
No haz estado prestando atención. Es demasiado tarde, aunque grites. Estás gritando y te hieres tú mismo. Pon sacos de arena alrededor de tu jaula y sigue creyendo que 2+2=5.
Ponle más candados a tu jaula, y cree que puedes cambiar el mundo mientras crees que 2+2=5.
Illa odiaba salir tarde, o en su defecto cuando era demasiado luminoso, todas las miradas se posaban en su persona por su largo, muy largo cabello.
Pero ella se cubría, porque odiaba la mirada de la escoria. Se colocó sus gafas oscuras y siguió caminando, pensaba en ir al instituto, pero la idea le desagradaba. Detrás de sus gafas, sus ojos se mantenían ocultos y ella se volvía en el cazador, porque podía verlo todo y nadie podía saber que estaba mirando.
Por eso odiaba la luminosidad, no podía esconderse, no podía ser el cazador, y eso le desagradaba mucho.
Le echó mano a un periódico sin que nadie se diera cuenta, ni siquiera el vendedor. Hizo un movimiento de muñeca rápido, se corrió las gafas mientras seguía caminando y plegó el periódico cuando estuvo lo suficientemente lejos. La misma noticia del eco del televisor de su casa, Krauss estaba muerto.
La noticia le desagradaba, o más bien le despertaba la curiosidad, pero no le conmovía, si por ella fuera, todos podían morir con la facilidad con la que se parte una barra de azúcar.
Tiró el periódico en otro puesto cuando dobló una cuadra. Se reacomodó las gafas y siguió su camino, caminando medio encorvada sobre sí misma. Le picaba la curiosidad sobre el hombrecito muerto, se preguntaba, que había pasado, y... por su puesto, que pasaría. Sonrió de tal manera que se le salieron algunos de sus dientes afilados.
Las palabras irrumpen con violencia.

Cuando Illa llegó al parque, el mundo se le oscureció. Casi de manera inmediata, como por acto reflejo tomó la navaja de su bolsillo, como si supiera que algo malo iba a ocurrir, y es que Illa, era increíblemente paranoica, con todo, gracias a ello había descubierto muchas cosas sobre las materias y sí misma, pero no quitaba para nada aquella manera de actuar siempre a la defensiva, muy violentamente.
Sus bolsillos, estaban llenos de navajas de escritorio, tijeras y cosas por el estilo, que siempre usaba para defenderse si era el caso.
A pesar de que el mundo se oscureció, Illa mantuvo aquel rostro de póquer que le caracterizaba sereno, con la cuchilla en la mano y a cuclillas, salió corriendo agachada hasta un túnel verdoso, quizás no era la jugada más inteligente, pero ella sabía que el medio del parque no haría nada más que recibir el caos que empezaba a reinar.
Una vez en el túnel, subió su mirada hasta el cielo, cosa que no había podido hacer antes, y vio lo que se había pensado. A lo lejos, casi podía escuchar el sonido de las cámaras.
Un maldito eclipse, y apenas empezando el caos ya reinaba con tal forma que era sorprendente ver cuan estúpidos eran los seres pensantes. Los carros pitaban como locos, la gente corría y gritaba, y ella supo reconocer lo que eran disparos, no supo a ciencia cierta si eran en el mismo parque, pero era seguro que era cerca, y eso era peligroso. Echó una mirada fuera del túnel, con tranquilidad, casi con felicidad. Le gustaba el caos, y aunque no le hubiera gustado recibir un tiro perdido, se sentía feliz mirando desde lejos aquel estropicio mientras la gente se mataba entre si.
Si todo iba bien, al parecer las cosas se pondrían peor, dado que todo estaba a oscuras, quizás lo único visible eran lejanamente los rostros, pero eso aseguraba un ambiente libre de Sol...
Empezó a correrse hacía un lado, pero chocó con algo, algo de dos patas. Volteó su rostro con violencia, el pelo muy largo le giró y las gafas oscuras, que en ese momento no le servían de nada se le cayeron. Mantenía algo oculta en su mano opuesta la navaja, apretándola con fuerza.
—¡Quitate! ¿Que no ves que hay un terrible caos? Encima esos imbéciles de allá está tomando fotos, y tú, estorbando aún más— esas palabras le salieron escupidas de la boca, mientras terminaba reparando en algo rojo, que estaba al lado de con quien había chocado.
avatar
Lixzie R.

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 25/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escena 4: Investigación por el parque [Libre]

Mensaje  Dorado E. el Mar Feb 05, 2013 10:19 pm

El mundo se envuelve en caos.
Alguien toma mi bastón cuando camino, intento dar un salto reflejo hacía atrás como un gato, pero la verja del túnel me retiene, y sólo logro darme un golpe horrible en la espalda.
Estaba preparada para empezar a correr, cuando oigo el potente sonido de un disparo, hay más voces gritando a la distancia, pasos corriendo, mi mente duda mucho, pero me mantengo quieta, intentando saber quieta está delante mío.
Tranquila. ¿Que pasa? Necesita ir a algún lado? mi mente analiza la situación, pero no puedo ubicarme, siquiera tengo mi bastón, y aunque sé que puedo guiarme con mis sentidos restantes, probablemente chocaría con algo o tropezaría, oír u oler personas no me era tan útil si podía verme en problemas por los obstáculos, estar en callejones sin salida como era común de Farr off Parade. Muchos callejones.
Maldita ciudad...
-D...dame mi bastón...-no estaba muy segura de donde estaba el sujeto, pero extiendo la mano, no quería que se perdiera mi bastón, era especial en muchos sentidos, y que alguien más lo tomara me ponía nerviosa.
Alguien choca encima del sujeto que tiene mi bastón, y dice algo que no logro entender muy bien, pues otro disparo resuena en la lejanía, cada vez más cerca.
¿Era posible que esos sujetos salieran a las calles? Si había oído bien, un eclipse se estaba cerniendo encima de Farr of Parade.
avatar
Dorado E.
Moderador/a

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 17/07/2012
Localización : ...Donde pueda verle...

Ver perfil de usuario http://cronicasdoradas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Escena 4: Investigación por el parque [Libre]

Mensaje  Lixzie R. el Sáb Feb 09, 2013 1:10 pm


Illa dudando

Illa era como era, fría, solía asquearle los roces de la basura, y sobretodo la porquería que consideraba creerse astuta, por eso Illa se alejaba con relativa facilidad de los demás, por eso ella podía hacer cualquier cosa, incluso podría sentirse capaz de matar a cualquier persona, porque para ella todos sólo eran bolsas de carne y ella el cazador, pero no era momento de moverse, no era momento de hacer nada estúpido. La diversión llegaría con el tiempo, el tiempo le daría lo que ella quería. De momento, en medio de aquella balacera ella se preguntaba si aquel señor eclipse era ¿Natural? ¿Era esa la palabra que buscaba? Quizás, porque sabía que si algo así hubiera sucedido en circunstancias normales, hubiera sido añadido al noticiero, a los periódicos y desde hace mucho anunciado, que no era el caso, pero la idea de que aquello fuera artificial sonaba también casi o más ridícula que la primera, pero sabía que aquello ella lo aclararía por las buenas o las malas en el futuro, lo que le urgía, era la huida, porque no sabía cuanto duraría aquel eclipse, y tampoco sabía cuando saldrían o se antepondrían aún más los bandos de aquella balacera. Lo único que tenía para protegerse era aquella navaja tan especial que ella quería, y un montón de herramientas de escritorio que sólo le entorpecerían, porque de allí quizás lo más útil era su cutter nuevo, pero su hoja era demasiado delgada, y sabía que se rompería si la forzaba en carne. Quizás sólo le servirían de apoyo en el futuro para su navaja gruesa y vieja. No podía hacerle mucho daño a nadie sólo con aquellas basuras ¿Cuando tendría su bayoneta?
Toma tu cuello, estrangúlalo, porque no volverás a aquellos tiempos, bebe del agua estancada y sigue caminando hacía la estación del tren como un cobarde.
La mente de Illa se llenaba de pensamientos e imágenes que le desagradaban, imágenes y palabras sin sentido que desestabilizaban su mente hasta cierto punto, no tenían orden, lugar o siquiera sentido, pero estaban allí para sacudirla, y ella estaba allí para darles sentido, para cobijarlas en su oscura mente, pero su rostro nunca reflejaba nada, porque aquello estaba enterrado en lo más profundo, y la forma de Illa sólo estaba allí, Illa habitaba en su mundo propio, no en el exterior, por eso era incapaz de siquiera reaccionar físicamente algunas veces.
Illa nunca había tenido el placer de conocer a nadie extraño, por eso nunca llevaba nada más que su navaja encima, pero casi podía oler la muerte y la suya, muy posiblemente.
Una túnica negra le llamó la atención a la distancia, y el leve brillo de cerámica. Se le pusieron los pelos de punta. Uno llevaba una máscara veneciana, otro de un perro. Tragó grueso cuando vio algo brillante e sus manos, pues un segundo había aparecido.
Se corrió hacía dentro del túnel, mordiéndose el labio, dudando.
avatar
Lixzie R.

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 25/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escena 4: Investigación por el parque [Libre]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.